Comparte tu Historia

Las historias son una herramienta poderosa en la lucha contra el hambre.

Inspiran a las personas a la acción y muestran a los vecinos que enfrentan experiencias similares que no están solos. Por eso buscamos historias y las compartimos en nuestro blog, en boletines, con otorgantes y en redes sociales.

Nos encanta escuchar por qué y cómo luchar contra el hambre - así que siéntase libre de enviar tantas historias como pueda, siempre que pueda, y anime a otros a hacerlo también.

Considere compartir cualquiera de los siguientes: 

  • Su propia historia de recibir asistencia alimentaria. Comparta una oración o dos o profundice más. 
  • La historia de un vecino que ha recibido alimentos de su programa. ¿Por qué este vecino necesitaba comida y cómo es su vida ahora? Agradecemos la información de contacto para que podamos hacer una entrevista de seguimiento con el sujeto, pero esto no es necesario.
  • Nomina a un voluntario estrella. Háganos saber por qué su candidato merece ser destacado e incluya su información de contacto.
  • Una experiencia memorable. Cuéntenos sobre su experiencia como voluntario de Feeding America West Michigan.
  • La razón por la que donas. Explique por qué apoya a Feeding America West Michigan.

Si decidimos escribir y presentar su historia en nuestro blog, redes sociales o en nuestro boletín informativo, nos pondremos en contacto con usted para obtener más información y es posible que le solicitemos fotografiarlo o crear un video. Envíe un correo electrónico a la especialista en contenido Kelly Reitsma a KellyR@FeedWM.org para aclarar cualquier duda que tengas.

Comparte tu Historia
Tamaño máximo de carga: 2MB
Entiendo que Feeding America West Michigan puede resaltar mi historia en sus publicaciones y compartirla con los legisladores, los medios de comunicación o el público. Esto podría incluir el uso con fines de recaudación de fondos. *
Si me preguntan, consideraría compartir mi historia con los medios, ser entrevistado por el personal de Feeding America West Michigan o dejar que un fotógrafo me tome una foto para acompañar mi historia.